Especiales

Calle Calle (barros luco al plato)

El Calle Calle es el famoso Barros Luco pero al plato, deliciosa carne a la plancha cubierta por una generosa capa de queso.

Ahora, debo decirlo, este nombre no es invento mío, es el grato recuerdo de un local maravilloso del Santiago de los ’80, un local cariñoso y popular llamado el “Sanguchazo”, otrora ubicado a media cuadra de la Alameda por calle Matucana, y aunque su nombre diría que estaba dedicado solo a los sanguches, también entregaba la opción de comer algunos al plato, lo que cambiaba era el pan que se reemplazaba por papas fritas y la verdad sea dicha, eran bastante mas contundentes, osea, lo que uno llamaría una comilona.

El Calle Calle es un ejemplo, como versión al plato del Barros Luco, se servia en un plato lengua, con mucha carne, una capa morbosa de queso encima y sus respectivas papas fritas. ¿Porqué Calle Calle? la verdad es que no lo sé, pero en esos momentos poco le importaba a un crío que solo admiraba el paraíso jejejejjee.

Del Sanguchazo hoy no queda casi nada, se convirtio en la sucursal de una conocida cadena (que no nombrare, pero se toma shop y se comen hot dogs de la peor especie), en fin, como diríamos en mi tierra… lo perdimos. Lo bueno, es que aún queda en la memoria ese maravilloso lugar y hoy lo recordamos.

(imagen de referencia extraída de 800.cl)

Ingredientes:

- 2 bistec por persona (puede ser la carne que usted mas guste, pero gruesesitos)
- 2 o 3 láminas de queso por persona (también, acá usted manda aunque recomiendo uno cremoso)
- ajo (opcional pa los mañosos)
- aceite
- sal y pimienta

Preparación:

Como usted querido lector podrá apreciar, son ingredientes simples, nada del otro mundo y si quiere lee hasta aquí porque ya sabe hacia donde vamos jajajaja.

Ok, acá hay varias cosas importantes si usted no es muy avezado en las artes culinarias, primero es tomar la carne (espero que no tenga la mala costumbre de lavar la carne), y si a preferido un corte de carne de los no muy blando, la coloca en una tabla y con un mazo le da como expiando la culpabilidad de lo que se va a comer. Si compro lomo o asiento no es necesario. Toma un diente de ajo y lo pica en láminas, cubre la carne y reserva.

Vertimos un poco de aceite en la sartén o plancha (aconsejo una antiadherente) y esperamos a que este caliente, agregamos los bistec, no lo sale de inmediato, recomiendo a que espere que de la carne comiencen a brotar algunas gotitas de sangre antes de darla vuelta y recién en ese momento salpimentar, dejar un par de minutos, dar vuelta nuevamente, volver a salpimentar y reservar.

Agregar en la sartén las láminas de queso para que se impregnen con el jugo de la carne y los ajitos restantes y cuando ya comience a derretir con una espátula levantar y colocar encima de la carne, volver a dejar un par de minutos en la plancha y servir.

Para que la magia sea completa, sirva de inmediato con unas papas fritas al lado. No las sale mucho, mire que ya entre la carne y el queso tiene suficiente y no sea merme, aprenda a comer sin echarle salsa a todo, tal vez un rico pebre encima y listo.

Maravilloso recuerdo.

Acá también le dejo una simpática ilustración con la preparación del Barros Luco ;-)

 Barros Luco en Marraqueta por Pati Aguilera _cositas ricas ilustradas

Etiquetas: ,